Juan Martín Del Potro dio un nuevo paso este jueves en su camino por obtener una nueva medalla olímpica al superar al japonés Taro Daniel en tres sets, encuentro tras el cual confesó estar viviendo "una de las mejores semanas de mi vida".
"No puedo creer lo que estoy viviendo: en la cancha, afuera, en la villa. Estoy disfrutando una de las mejores semanas de mi vida", aseguró el tandilense minutos después de consumar su triunfo en octavos de final.

Del Potro ahora se medirá frente al español Roberto Bautista Agut, que superó al luxemburgués Gilles Müller. Al respecto, aseguró: "No tengo que pensar cuánto me falta para competir por algo importante, vivo cada uno como si fuera el último partido".

El argentino viene de superar nada menos que al Nº1 del mundo, Novak Djokovic, y al portugués Joao Sousa, mostrando el mejor nivel que se le vio tras la recuperación por su seria lesión en la muñeca izquierda.

Por último, subrayó la comunión de todos los deportistas argentinos en la Villa Olímpica y se alegró por la designación de la judoca Paula Pareto, flamante campeona olímpica de la categoría hasta 48 kilogramos, para portar la bandera en la ceremonia de cierre.

"Es muy lindo el punto de encuentro que se ha dado entre todos. Donde hay un argentino, estamos todos apoyándolo. La Peque es un orgullo para todos, ella ya nos aseguró que en cero no nos vamos a ir de Río", concluyó.