Lejos de desacelerarse en el segundo semestre tal como esperaba el gobierno de Mauricio Macri la inflación sigue en alza y se ubica en el 47,2 anual. Sólo en los primeros siete de meses del año ya superó en siete puntos porcentuales la meta planteada por el gobierno nacional para todo 2016.
El índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (Ipcba) registró en julio una suba de 2,2% respecto a junio informó este jueves la Dirección de Estadísticas del gobierno porteño.

De esta forma, los precios al consumidor acumularon un incremento de 32,0% en lo que va del año, al tiempo que el acumulado de los doce últimos meses refleja un avance de 47,2%.

Al analizar la evolución de los precios de Bienes y Servicios medidos por la dependencia porteña, en julio los Servicios (+2,6%) volvieron a subir por encima de los Bienes (+1,6%).

No obstante, ambos rubros mostraron una desaceleración en su tasa mensual respecto de junio.

La dinámica mensual de los Servicios reflejó fundamentalmente las subas en los precios de los restaurantes, en la hotelería y en paquetes turísticos, vinculadas al receso de invierno, y en las cuotas de medicina prepaga.

Por su parte, el comportamiento de los Bienes se explicó fundamentalmente en la suba de los precios de los alimentos, en especial de las verduras frescas, lácteos, panificados y aceites.

De esta forma, en los siete primeros meses del año la inflación acumula un alza del 37,6% en los Servicios, mientras que los Bienes reflejan un alza de 26,1%.

En tanto, en los doce últimos meses los Servicios aceleraron su ritmo de suba hasta 51,1%.

En julio se registraron aumentos en todas las divisiones de índice de precios porteño, con excepción del ítem prendas de vestir y calzado, que disminuyó un 1,0% respecto a a junio.

Embed