"La mujer lloraba mientras hacía la fila. Sería una señora de unos 80 años. Lloraba y decía que iban a cortarle la luz por falta de pago", explicaron las mujeres que ayudaron a la jubilada.
Carolina y Lucila, dos empleadas de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), decidieron sacar dinero de sus bolsillos para abonarle la boleta a la jubilada que no tenía los recursos suficientes para abonar la factura.

"La mujer lloraba mientras hacía la fila. Sería una señora de unos 80 años. Lloraba y decía que iban a cortarle la luz por falta de pago", explicó Carolina, cajera de la Epec, según publicó el diario La Voz de San Justo.

Embed
La joven contó que tanto a ella como a su compañera las sensibilizó la situación y decidieron hacer algo por ella y pagarle la cuenta. Si bien no era un monto alto, las empleadas dicen que la jubilada "lloraba y repetía ´no puedo pagarla´". La cajera comentó que desde que se quitaron los subsidios, estos casos son cada vez más frecuentes: "No es la primera vez que me hago cargo de una factura para evitar cortes. Algunas veces pagué los intereses. Se vive un clima tenso dentro de las oficinas", apuntó.