La Policía de la ciudad holandesa evalúa utilizar a los jugadores de Pokémon Go como "ojos adicionales" de las fuerzas de seguridad para ayudarles a "cazar" delincuentes y prevenir delitos en la ciudad, utilizando "anzuelos" especiales para atraer a jugadores a lugares donde se suelen cometer ilícitos.
"Por ejemplo, podríamos utilizar anzuelos cerca de tiendas cuando están a punto de cerrar", señaló el policía Kor de Jong en declaraciones reproducidas por EFE.

"Los jugadores de Pokémon Go ahuyentarían entonces a delincuentes", explicó, ya que el plan consiste en colocar señuelos en ubicaciones donde se produjeron una serie de hurtos o robos de bicicletas.

Así, los jugadores que ven algo sospechoso podrían entonces contactar a la Policía directamente o sumarse a su grupo de WhatsApp o a equipos de vigilancia vecinales.

Embed
Según la cadena RTL, jugadores de Pokémon Go ya vieron a una persona robando una bicicleta y tras compartir una foto, la policía pudo detenerlo.

En una iniciativa similar, a finales de julio una comisaría de la Policía de Virginia, en Estados Unidos, utilizó su página de Facebook para invitar a "ciudadanos al azar", que en realidad son personas con ordenes de arresto pendiente, a atrapar a Ditto -uno de los pokémones más deseados-, y así lo convierten en anzuelo para capturar delincuentes.