La atleta etíope Almaz Ayana se proclamó este viernes campeona olímpica de los 10.000 metros y lo hizo además con un nuevo récord mundial de la distancia, parando el cronómetro en 29:17.45, casi 14 segundos más rápido que la anterior plusmarca.

La keniana Vivian Cheruiyot fue plata con un registro de 29:32.53 y la también etíope Tirunesh Dibaba, doble campeona olímpica, bronce con 29:32.53.