Cinthia Fernández despidió a Matías Defederico, que se fue a jugar a India por cuatro meses, en medio de rumores de infidelidad. La modelo se quedó en Buenos Aires con sus tres hijas Charis, Bella y Francesca y tiene pensado viajar el último mes para visitar al jugador.

"Matías es el hombre que amo y que elegí para toda mi vida. Lo sigo amando, no me separé. Primero, es el papá de mis hijas y segundo, es el hombre que elegí para toda mi vida. Si después él se manda una cagada, no se preocupen que yo me voy a encargar de solucionar lo que pasa en mi familia", aseguró Cinthia.

Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com.