Peña sostuvo que "se debe esperar a ver qué falla" el máximo tribunal en una clara señal de que la administración de Macri deposita toda su expectativa en que se pronuncie favor de la posición del Gobierno.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, admitió que el Gobierno está atento a una definición de la Corte Suprema de Justicia sobre los amparos que frenar ajustes en electricidad y gas, mientras que advirtió que el próximo martes "se conocerá qué sistema energético recibió el kirchnerismo y cómo lo dejó" durante la exposición del ministro de Energía, Juan José Aranguren, en la Cámara de Diputados.

Sostuvo que "se debe esperar a ver qué falla la Corte", en una clara señal de que la administración de Mauricio Macri deposita toda su expectativa en que el máximo tribunal falle a favor de la posición del gobierno.

El martes próximo, Aranguren expondrá ante un plenario de Comisiones en la Cámara de Diputados sobre los argumentos del gobierno para aplicar subas de tarifas en gas y electricidad.

Sobre ese punto, Peña lanzó un desafío al kirchnerismo, al sostener que espera la presencia del exministro de Planificación Federal y diputado nacional Julio De Vido, en esa exposición.

"Ojalá el diputado De Vido participe del debate" en la cámara baja el martes, disparó el jefe de Gabinete, dando a entender que el oficialismo será duro con la gestión de quien estuvo a cargo del manejo de las políticas energéticas durante 12 años y medio de kirchnerismo. El ministro coordinador dijo que la existencia de "debate es muy bueno, muy sano".

Reconoció que "se está recorriendo un camino difícil", porque "siempre es poco simpática esa discusión". Peña dijo que el martes se conocerá "qué sistema energético recibió el kirchnerismo y qué sistema entregó, y qué hemos hecho nosotros" en el gobierno de Cambiemos.