El presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, Jorge Lozano, advirtió que en los últimos tiempos se observa que un porcentaje de la "clase media baja va a la pobreza" y agregó que "los nuevos pobres son los más afectados".
El presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, Jorge Lozano, reclamó "mayor presencia del Estado" en los lugares donde se detecta el crecimiento de los bolsones de pobreza y opinó que "los que más están sufriendo son los llamados nuevos pobres".

"Una preocupación que venimos sosteniendo tiene que ver con la pobreza, particularmente en algunos hogares que no tienen lo elemental para una vida digna", sostuvo el obispo durante una entrevista radial.

Embed
"Hay familias en las que sus hijos se van con hambre a dormir; hay otras que, aún cuando tengan comida, es de baja calidad", sostuvo el Lozano, que además explicó que esa situación genera "situaciones de abandono escolar, falta de trabajo y falta de perspectivas".

A pocos días de que se difundió el informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) sobre pobreza, el obispo remarcó que son precisamente "los nuevos pobres" los que "más están sufriendo".

"Los programas que ha desplegado el Gobierno en cuanto a ampliar la Asignación Universal por Hijo o la reducción en el IVA buscan atender a los sectores más desprotegidos", sostuvo, y luego remarcó que faltan herramientas para aquellos que "no han dependido de un plan social".

Embed
"A los que dependen de una changa, entre el aumento del costo de los alimentos y tener menos ingresos se les hace difícil", sostuvo el titular de la Comisión Episcopal.

Al referirse a los lugares del conurbano en los que han crecido los bolsones de pobreza, sostuvo: "El tipo de necesidad en esos lugares es de una mayor presencia del Estado", y agregó que "no se sale solamente aumentando más el caudal de dinero o dándoles 5.000 pesos más por mes o 10.000, sino que hace falta, planteó una presencia del Estado que tenga que ver con educación, con clubes, con capacitación laboral".