El drámatico momento se vivió en un departamento de la ciudad china de Shenzhen. Todo comenzó cuando un nene quedó colgado de la ventana de un sexto piso. Un hombre lo vio y no lo dudó: trepó 20 metros para salvarlo.
Luego de rescatarlo, el hombre dejó el lugar rápidamente. "Ni siquiera nos dijo su nombre", comentó un testigo. Un héroe que quiso quedar en el anonimato.