La francesa Aurélie Muller fue descalificada en la mañana de este lunes de la prueba de nado en aguas abiertas femenina, a la que arribó en segundo lugar palmo a palmo con la italiana Rachele Bruni, en una agónica definición que tuvo varios forcejeos entre ambas.
La nadadora holandesa Sharon van Rouwendaal, que fue plata en el Mundial de Kazan del año pasado y campeona europea en 2014, conquistó el oro con un tiempo de 1:56.32 y le sacó una gran distancia a las demás rivales.

Ya con las nadadoras fuera del agua, los árbitros aceptaron un reclamo y anunciaron la descalificación de la francesa Muller, con lo que la italiana heredó la plata y la brasileña Poliano Okimoto, el bronce.

De acuerdo con la organización, la francesa se le atravesó a la italiana en la meta y le impidió tocar la placa en la que tenía que marcar su llegada. La actitud fue sancionada con su desclasificación.

38898_nado.avi
La competición en el mar de 10 kilómetros fue realizada frente a las arenas de Copacabana, con el punto de partida y la meta ubicados próximos al Fuerte de Copacabana, en la esquina derecha de la playa más emblemática de Brasil.

Las nadadoras tuvieron que partir dentro del agua, desde atrás de una cuerda levantada como pistoletazo, debido a que la plataforma de lanzamiento que había sido instalada se hundió el pasado sábado por un fuerte oleaje.