Para que los números cierren como quiere el Gobierno, van a tener que volver a aumentar la luz, el gas y el transporte. Enterate lo que vas a tener que pagar cuando, si podés irte, vuelvas de las próximas vacaciones.

Este 2016 el gasto nominal en subsidios económicos será prácticamente el mismo que el de 2015. Se estima en aproximadamente unos $250.000 millones. Será así, siempre y cuando la Justicia resuelva el tarifazo a favor del Gobierno. De lo contrario, el panorama fiscal se deteriorará aún más, o bien exigirá drásticas decisiones presupuestarias.

Embed

De acuerdo a lo que estima Ámbito Financiero, Gobierno, analistas, consumidores, y empresas sostienen que los números fiscales aún requieren de más ajustes tarifarios si es que el Palacio de Hacienda todavía aspira a las metas de déficit anunciadas. En electricidad el gasto en subsidios suma unos $120.000 millones, en gas otros $40.000 millones (gracias a la baja del precio del petróleo), en transporte otros $70.000 millones y otros $20.000 millones corresponden a AySA y otras empresas públicas.

El caso de la electricidad es el más atrasado todavía. El porcentaje del costo real de generación eléctrica que es facturado y pagado por los consumidores pasó del 15% al 34% este año. El resto es subsidio. Se trata de una ecuación muy similar a la que había en 2007/2008. Es decir, el Estado se hace cargo de dos tercios del costo de generación y el consumidor, de un tercio. Para mantener los subsidios constantes en 2017 las tarifas deberían duplicarse.

Embed

En el gas, el caso que más se ha "sincerado", según la jerga oficial, el costo que está a cargo del consumidor va del 70% al 85% según se resuelva el conflicto judicial. Antes del tope del 400% la tarifa cubría el 85% del costo de abastecimiento y con el tope la cobertura cae al 70%/75%. De modo que en 2017 el ajuste tarifario debería ser de entre 20% y 30%, en dólares.

Mientras que en el transporte el tema está aún a mitad de camino. Luego del fuerte aumento del boleto, el costo real de transportar se calcula en $14 promedio cuando el pasaje promedio ronda los $7. O sea, el próximo año el boleto tendría que aumentar 50%. En el tema del agua todo indicaría que ya se cumplió el objetivo, en pos de acelerar el plan de obras, de modo que el próximo año el ajuste tendría sólo que acompañar a la inflación.

Todo esto entrará a jugar en un verano caliente y previo a las paritarias, con un Gobierno que querrá cumplir la meta de déficit primario de $360.000 millones que ya algunos analistas proyectan por encima de los $450.000 millones para 2017.