No queda claro cuál era el origen de los 50 mil dólares sustraídos. Juan Tonelli no hizo mención a los u$s 50 mil y afirmó que él mismo llevó $200 mil en efectivo a la casa en la víspera del robo. La vicepresidenta está imputada.

La vicepresidenta Gabriela Michetti agregará a su imputación por las sospechas sobre el origen del dinero robado en su domicilio el 22 de noviembre pasado, una acusación basada en los dichos, en sede judicial, de su propia pareja, el empresario Juan Tonelli. De acuerdo con una ampliación de la denuncia penal que interpondrán legisladores del Frente para la Victoria ante el juez federal Ariel Lijo, las declaraciones testimoniales en la causa por el robo se contradicen con las explicaciones públicas de la funcionaria, por lo que no queda claro cuál era el origen de los u$s 50 mil sustraídos.

Michetti - Juan Martín Tonelli Banfi.jpg

Luego de la imputación formal que el fiscal Guillermo Marijuan dispuso el viernes pasado, Michetti quedó en la mira por la posible comisión de un delito de acción pública referido al origen del dinero que le robó uno de sus custodios de la Policía Metropolitana.

Embed


Michetti explicó que las divisas habían sido dadas por Tonelli en ocasión de un regalo para que el hijo de la funcionaria pudiese asistir a un posgrado en el exterior. Pero nunca quedó claro cómo obtuvo ese dinero en medio del cepo cambiario, por qué motivo no fue bancarizada la operación ni por qué habían llevado ese obsequio al domicilio de la entonces candidata a vicepresidenta si no estaba elegida ninguna casa de estudios para realizar el posgrado. Michetti argumentó públicamente y a través de un comunicado que los dólares habían sido regalo de Tonelli, $45 mil estaban destinados a refacciones en su domicilio y otros $200 mil correspondían a aportes a la fundación SUMA -que ella preside- para financiar los gastos de una cena de recaudación de fondos que tendría la semana siguiente.

Embed

Tonelli, lobbysta de empresas farmacéuticas y otros rubro, declaró ante el juez de instrucción Marcelo Conlazo Zavalía que se enteró del robo por los propios dichos de Michetti. Pero agregó que "el día anterior, es decir, el 21 de noviembre de 2015, él mismo llevó en horas de la noche a la casa de su novia, la suma de 200.000 pesos que estaban destinados para una donación, la cual quedó en el dormitorio de aquélla, al lado de la cama, entre un mueble de ropa y la puerta del baño". De esto surge la primera contradicción, puesto que no se mencionan los u$s 50 mil sino que Tonelli admite ser él quien la noche anterior al robo llevó el dinero que tenía como destino ser donado, no fruto de una donación para SUMA.

Embed

El 27 de mayo pasado, Tonelli amplió su testimonial y tampoco hizo mención al monto en dólares, cuyo origen habría sido la venta de una propiedad. Los denunciantes apuntarán que se cite a Tonelli a declarar en la causa principal que instruye el tándem Marijuán-Lijo.

"De acuerdo a los términos de la denuncia que origina la presente, resultaría imputada prima facie la licenciada Gabriela Michetti, vicepresidenta de la Nación", consideró Marijuán en el dictamen en el que aclaró que esto era "sin perjuicio de que nuevos elementos probatorios permitan individualizar a otros presuntos responsables de los hechos aquí develados".

Embed


"Toda la construcción argumental esgrimida públicamente por la vicepresidenta (se acompaña su comunicado oficial) para brindar explicaciones por la tenencia de esa significativa cantidad de dinero en efectivo en su domicilio (repárese que la ex ministra de Economía Felisa Miceli fue condenada por no justificar la tenencia de $100.000 y us$ 30.000 en su oficina), se desmorona a partir del silencio notorio de Tonelli sobre el origen de esos dólares e incluso sobre los pesos", indicarán Rodolfo Tailhade y Juan Cabandié en el escrito que ingresará en la Justicia.