El billete estadounidense está quieto y muchos los dejan en cajas de ahorro. Los más osados apuestan a depósitos a plazo fijo. Enterate cómo juegan las grandes empresas para saber qué hacer con tus ahorros.

La idea de que el dólar no puede estar bajo durante demasiado tiempo en la Argentina empuja a salir a comprarlo en efectivo. Hubo un fuerte repunte en los montos en dólares que los argentinos guardan en las cajas de ahorro de los bancos desde fines de mayo, luego de que el Banco Central bajara las tasas y el tipo de cambio tocara un piso de $13,77.

Los depósitos de particulares aumentaron un 17%. El fuerte crecimiento de los ahorros en dólares que los argentinos guardan en el banco está en sintonía con el repunte de las compras de divisas que se ven en el mercado cambiario, según el último informe del Central. La demanda avanzó 15% en mayo, otro 18% en junio y alcanzó un promedio de u$s 60 millones por día.

Embed

De acuerdo a lo que relevó Ámbito Financiero, en el sector ven el comportamiento como un "mal síntoma" de la economía, pero que no pone en peligro las reservas y encuentra como contrapartida, al menos por ahora, una mayor capacidad del Banco Central para hacerle frente.

Pero las empresas parecen tener un diagnóstico completamente distinto. Los depósitos mayoristas en dólares cayeron con fuerza en el primer cuatrimestre del año y se estancaron hasta hoy. En este sector de la economía predomina la idea de que el fuerte ingreso de dólares que todavía recibe la Argentina (por inversiones, emisiones de deuda y, ahora, blanqueo de capitales) podría frustrar los pronósticos de quienes anticipan una devaluación.