Luego de que el pasado sábado dos personas murieran por la agresión a puñaladas de un pasajero en una formación de Suiza, este martes se produjo un nuevo incidente de características similares en Vorarlberg. Hay tres heridos y un detenido.
El supuesto atacante, un ciudadano alemán de 60 años y en aparente estado de confusión mental, fue detenido y dos de las víctimas fueron trasladadas con heridas de gravedad a una clínica cercana.
El tercer herido es uno de los pasajeros que logró reducir al agresor para entregarlo a la policía.

El ataque tuvo lugar en un tren que se dirigía hacia la capital provincial de Bregenz, cerca de la frontera con Suiza.

Embed
El agresor fue detenido en la estación de Sulz, unos 30 kilómetros al sur de Bregenz.

Un joven de 19 años, sentado enfrente al agresor, habría sufrido una puñalada en el estómago y en la espalda, mientras que otro de 17 años fue herido en el cuello. Otro pasajero, 22 años, sufrió un corte en una mano en el intento de reducir al agresor junto con los agentes de la policía, que lanzó gas pimienta.

Las autoridades descartan por el momento un trasfondo terrorista en este acto, similar a otro sucedido hace unos días en Suiza.

El pasado 13 de agosto un hombre atacó con un cuchillo y una sustancia inflamatoria a varios pasajeros en un tren en la localidad suiza de San Gallen, que se encuentra a unos 50 kilómetros al oeste del lugar del ataque de este martes.

En ese incidente murieron el atacante y una mujer de 34 años, mientras que otras dos personas, entre ellas una menor de seis años, resultaron gravemente heridas.

Los motivos de ese acto todavía no fueron esclarecidos, pero la policía suiza excluyó al terrorismo.