El fenómeno climático causó estragos durante este fin de semana largo, principalmente en la zona del Valle de Uco. Hubo rutas cortadas, voladuras de techos y principios de incendio, entre otros daños.
Para este fin de semana largo se esperaban días plenos de turismo y festejos sanmartinianos en el Valle de Uco. Sin embargo, el Zonda no sólo arrasó con la agenda programada, sino que trajo innumerables daños y complicaciones para las poblaciones de la región.

Zonda en Tunuyán.mp4
Según publica el diario mendocino Los Andes, hubo rutas cortadas, voladuras de techos, cerca de 70 focos de incendio, decenas de familias autoevacuadas por problemas en sus viviendas y decenas de árboles y postes del tendido eléctrico caídos o dañados fue el saldo que dejó el viento, que sopló con insistencia y de manera casi permanente durante domingo y lunes en la zona centro oeste de esa provincia.

Zonda 1.png
Durante la jornada de ayer amplias áreas urbanas y rurales sufrieron la falta de luz eléctrica y, como la dotación en gran parte depende de perforaciones, también de agua potable.

Las antenas y redes de telefonía y de conectividad no resultaron ajenas al fenómeno y un gran porcentaje de la población no tuvo acceso a estas vías de comunicación hasta recién entrada la tarde.

La falta de estos servicios prioritarios -de luz y agua potable- también afectó a un gran números de establecimientos escolares. Eso sin contar los que registraron daños por caídas de árboles o ramas en los patios o sobre puentes del predio escolar.

Zonda 2.png
Las autoridades locales de la Dirección General de Escuelas decidieron suspender las clases en el turno mañana para toda la región del Valle de Uco, que forma parte de los departamentos de Tunuyán, Tupungato y San Carlos.

La tarde del domingo en Tunuyán los cerca de 1.500 turistas que paseaban o acampaban en el lugar debieron ser retirados o evacuados, puesto que las ráfagas superaban los 120 kilómetros por hora.

Tupungato aparece como uno de los más afectados, suman 300 las casas que sufrieron daños en el techo a causa del viento. Ayer unas 150 personas se autoevacuaron en casas de familiares.