Son cerca de 200 chicos discapacitados entre 14 y 23 años que concurren a un centro de Formación Integral. Mientras que 50 deben ir a otra escuela, el resto van al establecimiento con frazadas porque desde hace dos meses no tienen calefacción.
Al Centro de Formación Integral "Martín Miguel de Güemes" de Mar del Plata asisten cerca de 200 chicos con distintas discapacidades y desde hace dos meses, los que continúan yendo, deben hacerlo con frazadas por falta de calefacción.

Embed
Por el frío, unos 50 chicos deben concurrir a otra escuela -cercana a 6 cuadras del secundario- mientras que unos 150 chicos, muchos con sillas de ruedas, deben concurrir con mantas.

"Este secundario está prácticamente clausurado, porque al ser de formación laboral, los chicos no están haciendo los talleres prácticos, porque no hay calefacción. Hace dos meses que el frío nos impide dar clases con normalidad", afirmó Ana, docente de la escuela, en diálogo con medios locales.

Para la docente, el edificio tiene "problemas estructurales" ya que es habitual la falla en la calefacción y a pesar que el Consejo Escolar se acercó a reparar el inconveniente, "por la falta de un repuesto, no pudieron arreglarlo".

"Desde el 6 de junio que venimos con el problema y unos 50 chicos están yendo a las Escuela Nº 58 para recibir formación general pero sucede que el resto que es la mayoría, al no poder ser trasladados por diferentes problemas, vienen acá con las sillas de ruedas y con una frazada", explicó la mujer.

En el Centro de Formación, se enseñan talleres de carpintería, mantenimiento de edificios, de confección y vestimenta entre otras profesiones.