Tras la durísima goleada en contra ante Argentina, el capitán Moritz Fürste no encontraba consuelo y su entrenador lo consoló en lo que será seguramente una de las imágenes de los Juegos.