Acudió al hospital para vivir el nacimiento de su hijo y terminó operado de hemorroides por error. El padre tenía el mismo apellido que el paciente que realmente debía ser intervenido. Esto junto con los nervios del momento derivó en una operación innecesaria.
El suceso tuvo lugar en el hospital Hunnan Xinqum de la ciudad china de Shenyang. Wang, de 29 años, fue con su esposa al centro de salud para presenciar el nacimiento de su hijo, según informó el Daily Mail.

Wang esperaba en la sala de espera cuando un doctor pronunció su apellido.
Él se identificó y pasó a una sala donde le ordenaron que se bajara los pantalones y se pusiera en la camilla.

Embed

"Sentí que era extraño y pregunté por qué. Me respondieron que hiciera lo que me decían", comentó Wang. Posteriormente, lo anestesiaron y operaron. Y mientras se producía la intervención, su mujer daba a luz por cesárea. Según comentó Wang, escuchó el llanto de su hijo y quiso tomarlo en brazos pero no pudo porque empezó "a sentirme dolorido".

El hospital se disculpó con Wang y le ofreció una compensación económica de 5.000 yuanes (650 euros).