La modelo, que se encuentra instalada en Estados Unidos, dio detalles de la importante decisión que tomó.


Mucho se dijo respecto a Luciana Salazar y su estadía en Estados Unidos. Algunos medios hablaron de que estaría embarazada y separada de Martín Redrado, pero nada de eso es cierto. Ella misma se encargó de desmentir y también revelar una importante decisión de vida que tomó.

En la tapa de Caras, la modelo confesó que tras vencer su terror a las agujas, se sometió a un complejo tratamiento de congelamiento de óvulos. "En mi último viaje a Miami, que se dijo que me había inseminado y estaba embarazada, me fui a hacer una congelación de óvulos, para prolongar la posibilidad de ser madre. Será cuando Dios quiera que sea, pero mi deseo está. Es una garantía para una saber que va a ser mamá en algún momento", detalló en la revista.

Seguí leyendo en RatingCero.com.