Un bebé de un año y medio murió durante la madrugada de este miércoles en San Juan, luego de ingerir thinner en su casa durante un descuido de sus padres.
Elías Joel Gómez, el único hijo de una pareja muy joven de la localidad de Marquesado en el departamento de Rivadavia de San Juan, encontró la botella del diluyente para pinturas a mano y bebió de ella el martes por la tarde.

Embed
El descuido derivó en una grave intoxicación del nene de 18 meses, que vomitó sangre, por lo que fue atendido en el hospital Marcial Quiroga primero, donde le hicieron un lavaje, y en el hospital Guillermo Rawson después, cuando su situación se agravó.

Embed
El bebé no pudo soportar la intoxicación y, según se informó en la policia, falleció 11 horas después, a las 3 de la madrugada de este miércoles.