Jorge Coni, padre de María José, una de las dos mendocinas que fueron asesinadas en Montañita, Ecuador, dijo que el fallo por el cual se condenó a 40 años a los autores del crimen es "un primer paso" pero que recurrieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque creen que el secuestro y asesinato fue en el marco de la trata de personas y que la policía ecuatoriana está involucrada.

Embed
"Eran los asesinos pero no los responsables directos, por más que les dieron 40 años. Pensamos que es un tema de trata y la policía ecuatoriana tiene que ver con el secuestro y asesinato de las chicas", afirmó Coni en diálogo con Radio 10.

En cuanto al rol de los condenados a 40 años de prisión Segundo Ponce Mina y a Aurelio Eduardo Rodríguez, el padre de María José dijo que "fueron autores materiales pero no querían violarlas nada más sino que les ordenaron un trabajo y se les fue la mano. Hay gente más arriba que ellos. Ya estamos ocupándonos en la Corte Interamericana de Derechos Humanos".

"La condena fue un primer paso. Se dijo de todo: que habían hecho dedo y era una mentira. Tenían tarjetas de crédito de todos los colores como para ir a Europa y a la Argentina de vuelta", agregó.

Por último, Coni dijo que Ponce Mina "cambió de testimonio 4 o 5 veces y que por eso le dieron 40 años a cada uno para que sea un fallo ejemplar". Sin embargo, insistió: "Las dos familias hemos mantenido que hay un tema de trata de personas, no sólo el asesinato de las chicas".