La cantante británica tuvo que suspender su fecha de este miércoles en Arizona, Estados Unidos, para lo cual se dirigió a su público de la manera más honesta y directa.
Adele tuvo que suspender su show de este miércoles en Arizona, Estados Unidos, debido a una gripe que no la deja ni siquiera hablar. Por eso, la cantante de 28 años grabó un mensaje y dio la cara a través de Instagram, donde sorprendió con una foto sin maquillaje.

Embed

Phoenix, AZ / Aug 16

A photo posted by @adele on

"La gripe me afectó y como pueden ver, aún si hiciera el show no sería muy bueno", explicó la cantante británica, quien está de gira para presentar su último disco, "25".

Embed

A video posted by @adele on