El atleta argentino se metió en la final de lanzamiento de jabalina que se realizará este sábado. Le alcanzó con una marca de 81.96 metros para lograr un hecho histórico.

El argentino Braian Toledo cumplió este miércoles una destacada actuación, alcanzó los 81,96 metros, obtuvo la quinta ubicación en el Grupo A y la duodécima en la general en el lanzamiento de jabalina del torneo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y clasificó para la final del certamen de atletismo, a llevarse a cabo el sábado venidero a partir de las 20.55.

La definición de dicha disciplina fue para el infarto para Toledo. Tras competir, el argentino fue al control antidoping, desde donde no podía ver las siguientes pruebas. Sin embargo, alguien le permitió chequearlo en vivo en la computadora y, cuando el último competidor no superó su marca, el atleta de Marcos Paz festejó su primera final en unos Juegos Olímpicos.