Johana Palma González, de 32 años, fue vista por última vez en junio pasado y su cuerpo fue encontrado en avanzado estado de descomposición en una casa de la localidad española de Torrevieja. Su pareja quedó detenido.
La desaparición de la mujer, que tenía dos hijos, había sido denunciada a mediados de junio pasado por sus familiares, en tanto que el detenido que hubo una discusión entre él y la víctima en el transcurso de la cual él la habría empujado y, a consecuencia de ello, su pareja le dio un golpe que le habría provocado la muerte.

El cadáver fue encontrado este jueves empotrado en un cuarto de medidores de agua de un inmueble de la localidad costera de Torrevieja, donde, al parecer, residía la pareja.

Embed
"Se había hecho una especie de nicho o sarcófago en la pared para ocultar el cuerpo" de la mujer, que fue hallado en avanzado estado de descomposición, dijeron los investigadores.

El detenido es de origen chileno y por el momento, no se tienen constancia de que hubiera denuncias previas en la pareja por presuntos malos tratos.

La mujer estaba afincada en Torrevieja desde hacía tiempo, y confirmaron que familiares y amigos habían comenzado una campaña de búsqueda desde su desaparición, distribuyendo carteles con su imagen por la ciudad.

Familiares y amigos de la mujer recaudaron fondos para que su madre viajara de Chile a Torrevieja, donde ya se encuentra, con la finalidad de que participara en su búsqueda. Las autoridades locales convocaron a un minuto de silencio para condenar este caso de violencia de género.