Renaud Lavillenie, atleta francés que ganó la medalla de plata en salto con garrocha, fue silbado en la entrega de premios celebrada en el estadio Olímpico por el público brasileño y se quebró en llanto luego de su desafortunado comentario en el que comparó a los hinchas locales con los nazis.

YSHdRx3NykLu-bHy.mp4
Lavillenie tuvo en el podio el apoyo del medallista de oro, el brasileño Thiago Braz da Silva, quien ofreció al público un gesto de extrañeza invitándoles a que se detuvieran esos ataques a su compañero. Braz da Silva, incluso, aplaudió públicamente a Lavillenie.

Embed
El atleta francés había criticado al público de Río y había comparado los silbidos con el ambiente duro que se vivió en el año 1936 contra Jesse Owens en los Juegos de Berlín. Lavillenie, posteriormente pidió perdón a través de su cuenta de Twitter por ese comentario.

Embed