Desde 2009 que el cargo está vacante por falta de consenso para elegirlo. Mirá quiénes son los más firmes candidatos al necesario cargo de ombudsman de la Nación.

Entre los considerandos del fallo unánime que frenó el tarifazo del gas para los usuarios residenciales, la Corte Suprema de Justicia intimó al Congreso a que designe al Defensor del Pueblo de la Nación, de acuerdo con lo establecido con el artículo 86 de la Constitución Nacional.

El lugar quedó vacante cuando en abril de 2009 cuando renunció el peronista Eduardo Mondino para ser candidato a senador por el PJ. La falta de consenso hizo que esas tareas fueran cumplidas por la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA) presidida por Alejandro Amor.

Embed

Según la Carta Magna nacional, la designación del Defensor necesita ser aprobada por los dos tercios de los presentes en ambas Cámaras del Congreso de la Nación y el nombre del postulante para ese cargo debe surgir de una Comisión Bicameral que ni siquiera está constituida en la actualidad.

De acuerdo a lo que informa Ámbito Financiero, entre los candidatos que suenan, el que más avales aglutina es Humberto Roggero, un histórico del PJ cordobés, varias veces diputado nacional y embajador argentino en Italia. Otro, que cuenta con el guiño del Gobierno macrista, es Alejandro Nató, quien actualmente está a cargo del área de Gestión de Conflictos de la Defensoría del Pueblo nacional.

Embed

Por último, con menos chances pero aún en carrera, aparece el abogado de Zulema Yoma y María Estela Martínez de Perón, el doctor Juan Gabriel Labaké.