El actor hizo su descargo entre lágrimas al reflexionar sobre los dichos de Muscari, y cómo se rió su ex y su entorno de él.


Fede Bal se quebró en un móvil al referirse a las declaraciones discriminatorias de José María Muscari en el cumpleaños de Barbie Vélez que fueron difundidas este miércoles.

El joven actor, entre lágrimas, reflexionó: "Yo soy el objeto de la burla pero no necesito unas disculpas y no se las voy a aceptar. Desde mi lado soy solidario con la gente que es judía y estoy angustiado por lo que lloró mi papá".

Seguí leyendo en RatingCero.com.