Ailén Bechara protagonizó un desopilante blooper este viernes en un programa de televisión al que fue invitada. La modelo estuvo casi toda la entrevista con los brazos cruzados y terminó confesando que era porque se había olvidado el corpiño.

Además, cometió un furcio al intentar negar estar viviendo un affaire con Federico Bal. Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com.