Las británicas Kate y Helen Richardson-Walsh fueron protagonistas de la presea de oro que consiguió el hockey femenino para su país. Compañeras en la Selección desde 2000, contrajeron matrimonio en 2013 y ahora celebran un hecho histórico. Conocé su historia.
El matrimonio formado por las británicas Kate y Helen Richardson-Walsh culminó su aventura personal con una medalla de oro olímpica, la primera de Gran Bretaña en hockey femenino. Kate tiene 36 años y Helen 34, contrajeron matrimonio en 2013 y se cree que forman la primera pareja homosexual casada que compite en los Juegos Olímpicos.

Helen fue decisiva para meter a su país en la final contra Holanda, campeona de las últimas dos ediciones, al marcar uno de los goles en el 3-0 contra Nueva Zelanda el miércoles.

Embed
Kate y Helen han sido compañeras en la selección desde 2000, y se han asegurado de que sus vidas privadas y profesionales no choquen. "Fuimos muy profesionales en trazar una línea. Cuando estamos en el hockey somos Kate y Helen, jugadoras y compañeras de equipo", explicó la primera.

"Lejos del hockey, somos Kate y Helen, la pareja. Es importante trazar esa línea y poder decirle a la otra 'no lo estás haciendo bien' sin que eso cause problemas luego". Kate, la jugadora con más internacionalidades de su país, unas 300, ha derramado sudor y lágrimas por la causa.

Embed
En los Juegos Olímpicos de Londres, en 2012, en los que las británicas lograron el bronce, jugó con una placa metálica que le tuvieron que insertar en la mandíbula tras una fractura. Ahora, una vez terminados los Juegos de Rio, la pareja se mudará a Holanda, a jugar en la liga holandesa.