La firma de armamento ofrece una amplia gama de productos, como réplicas de sus famosos fusiles, y con el tiempo también tendrá una línea de vestuario para caza.
Las icónicas AK-47 podrían llegar a manos hasta de sus aficionados menos entrenados (siempre que sean mayores de edad) gracias a que la firma de fusiles Kaláshnikov abrió su primera tienda comercial, nada menos que en el tercer piso del aeropuerto de Sheremetyevo, en Moscú, Rusia.

Kalashnikov opens store at Moscow's airport
Tras lanzar una línea de ropa camuflada para cazar a través de su tienda online, Kaláshnikov abrió su primera tienda de souvenires porque la marca "es una de las más populares que le viene a la cabeza a la gente cuando piensan en Rusia", según explicó Vladimir Dmitriev, director de Marketing de la firma.

Así, los aficionados a la marca podrán adquirir réplicas de los modelos más famosos, así como también souvenires del estilo de remeras, bolsos y llaveros. "Para 2020, los productos para civiles supuestamente representarán el 50% de las ganancias del Grupo Kaláshnikov", señaló Dmitriev.

Kaláshnikov tienda

"Planeamos alcanzar esta meta introduciendo nuevas categorías de productos que sean accesibles para los clientes del mercado masivo, como ropa, souvenires, prototipos de armas y varios ítems para deportes y otras actividades", anticipó.