Jesús Alfredo Guzmán Salazar, señalado como uno de los operadores del cartel de Sinaloa y sobre quien pesa una orden de captura desde 2009, había sido capturado por un comando armado en un lujoso restaurante de Puerto Vallarta.
El hijo del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán que fue secuestrado el lunes ya habría sido liberado, según un miembro de la familia, lo que pondría fin a un plagio que analistas anticipaban terminaría en fatalidad desatando una guerra entre cárteles.

La liberación de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, de 29 años, se habría producido la noche del viernes, dijo el sábado a la AFP un familiar que reside en Sinaloa (noroeste) y quien pidió no ser identificado por motivos de seguridad.

"Estuvieron negociando todo este tiempo, pero ya están libres y están bien", añadió la fuente, al señalar que algunos de los hombres capturados ya están en Sinaloa y que gozan de buena salud.

Guzmán Salazar, señalado por las autoridades como uno de los operadores del cartel de Sinaloa y sobre quien pesa una orden de captura desde 2009, fue secuestrado la madrugada del lunes por un comando armado en un lujoso restaurante del balneario mexicano de Puerto Vallarta, estado Jalisco (oeste).

Guzmán Salazar asistía a un festejo en el que también participaban otros seis hombres, cinco de los cuales fueron secuestrados, mientras el sexto se retiró del lugar momentos antes. Nueve mujeres que departían con ellos salieron indemnes del asalto.

La identidad de Guzmán Salazar fue confirmada en base a videos de cámaras de seguridad por la fiscalía de Jalisco, que inició las investigaciones, pero que desde el jueves fueron asumidas por la fiscalía general.

Tras conocerse la versión de la liberación de Guzmán Salazar, un funcionario de la fiscalía general interrogado por la AFP sobre este caso se limitó a señalar que "se sigue trabajando en la indagatoria".