El estadounidense Meb Keflezigh sufrió la pista resbaladiza de la maratón de Río de Janeiro y asustó a todos justo antes de la meta. Sin embargo, él se las ingenió para recuperarse. Mirá lo que hizo.