La judoca fue la primera en conseguir una medalla dorada para el país. Agitó la insignia nacional al son de la música que sonaba en el Maracaná.
La medallista dorada en judo, Paula Pareto, participó este domingo por la noche del desfile de clausura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en su condición de abanderada de la delegación argentina.

Lo hizo instalada entre los representantes de Argelia y Armenia y ataviada con buzo celeste y blanco y pantalones negros, agitando la ensignia nacional al son de la música que sonaba en el estadio Maracaná mientras se acercaban a ella algunos compatriotas como el también presea de oro Santiago Lange.