Liliana Oubiña, de 50 años, falleció debido al fuerte golpe en la cabeza y los gravísimos politraumatismos que sufrió luego de ser lanzada al vacío por un hombre, quien tras cometer el asesinato se escondió en el hueco de un ascensor, donde lo encontró la policía.
La mujer de 50 años, de profesión psiquiatra, que fue arrojada al vacío desde un tercer piso de un edificio del barrio Alberdi, en la ciudad de Córdoba, murió debido a la gravedad de las heridas que sufrió.

Liliana Oubiña murió como consecuencia del fuerte golpe en la cabeza y de los gravísimos politraumatismos varios por los cuales fue mantenida internada en el Hospital de Urgencias de la capital de Córdoba, donde ayer falleció.

Embed
De acuerdo a los datos de la investigación, que hasta el momento se conocen, la mujer fue arrojada al vacío por Claudio Allende, de 44 años, quien luego se escondió en un hueco del ascensor del edificio ubicado sobre Colón al 700, pero fue descubierto por la policía y detenido por 'tentativa de homicidio', figura que se modificará a partir del fallecimiento de la mujer.

El fiscal del Distrito 1, Turno 2, Guillermo González, dijo que la policía investiga si el hombre tenía algún vínculo con la víctima o si había ingresado al edificio con fines de robo.