La cadena estatal de ese país indicó que hay expertos que han sugerido que el video "es parte de la propaganda de guerra" y está destinado a "crear excusas 'humanitarias' para que los países occidentales se involucren en la guerra en Siria.

La cadena estatal de televisión china cuestionó este fin de semana la autenticidad de las imágenes del niño sirio herido que dieron la vuelta al mundo, afirmando que podrían ser parte de la "propaganda de guerra" occidental.

nene.atentado.mp4

La foto del niño conmovió a las redes sociales y fue portada de la prensa mundial. El video filmado por la red de militantes del Centro de medios de comunicación de Alepo (AMC) muestra al pequeño Omran, de cuatro años, limpiar su frente ensangrentada con la mano. Mira luego su mano, e incrédulo la limpia en su asiento.

El Departamento de Estado estadounidense dijo tras la difusión de las imágenes que el video representa el "verdadero rostro de la guerra" en Siria, que dejó más de 290.000 muertos.

China apoya al gobierno sirio de Bashar al Asad y a Rusia, que son responsables de los bombardeos contra las zonas de Alepo que están en manos de los rebeldes.

La cadena estatal CCTV cuestionó el video en un programa emitido el fin de semana, en el cual las imágenes estaban rotuladas con la frase "Sospechas de que el video puede ser falso".

"Expertos han sugerido que (el video) es parte de la propaganda de guerra, destinado a crear excusas 'humanitarias' para que los países occidentales se involucren en la guerra en Siria", dijo el locutor del programa.

"Los trabajadores no realizaron esfuerzos para una asistencia rápida y en cambio sí sacaron rápidamente la cámara", indicó.

Tras la difusión de las imágenes, Moscú negó que sus aviones hubieran lanzado el ataque y un vocero militar dijo que el bombardeo fue cometido por los propios rebeldes para desacreditar los esfuerzos rusos en favor de la creación de un corredor humanitario.