Claudia Serapio se quejó por la falta de seguridad en el distrito, donde este fin de semana asesinaron a Nicolás Gamboni para robarle el celular. "Cuando llegue al hospital nadie me quiso decir nada porque ya estaba muerto", reveló.

Claudia Serapio, la madre del joven asesinado en Lanús para robarle un celular, reclamó justicia por el crimen de su hijo y aseguró por Radio 10 que ese partido bonaerense "se convirtió en un pozo ciego" por el nivel de inseguridad.

"Con los vecinos tenemos la sensación de que Lanús se convirtió en un pozo ciego, no sé por qué", manifestó la dirigente massista sobre los hechos de inseguridad que se viven en el distrito que está a cargo del macrista Néstor Grindetti.

Embed

Con la voz quebrada, Claudia contó que su hijo "venía de estudiar" cuando fue asesinado y dijo que lo sucedido fue "terrible". "Era un chico alegre, una persona con proyecto y éramos muy unidos", recordó la mujer.

"Cuando llegue al hospital nadie me quería decir nada, porque ya había llegado muerto. Aún no puedo comprender lo que paso", se lamentó.

Nicolás Gamboni, de 24 años, fue asesinado de un balazo en la cabeza al resistirse a ser asaltado en la esquina de Esquiú y Aguilar cuando volvía de la facultad.