Es para que los jóvenes que bebieron alcohol sepan si están en condiciones de conducir y, así evitar accidentes viales. En el último año, aumentó un 38% los casos positivos en la Ciudad de Buenos Aires.
Un proyecto, que ingresó a la Legislatura porteña, busca que los boliches y los restaurantes instalen alcoholímetros en sus locales para que los clientes puedan verificar de manera gratuita si están en condiciones para conducir.

La iniciativa que impulsan legisladores del PRO tiene como objetivo evitar accidente viales, muchos de los cuales son consecuencia del ingesta de alcohol en exceso. De hecho, en el último año los casos positivos de alcohol en sangre aumentaron un 38 por ciento con respecto a 2014.

Embed
Esta iniciativa ya se reglamentó en México, donde restaurantes y bares tienen alcoholímetros a la vista de los clientes. Los aparatos contienen mensajes sobre los peligros de conducir con alcohol en el organismo.

La idea propone agregar al Código de Habilitaciones y Verificaciones que "los titulares de las actividades sujetas a habilitación donde se reúnan personas que consuman bebidas alcohólicas serán responsables de proveer los alcoholímetros que requiera la reglamentación". La cantidad de aparatos por local dependerá de su capacidad.

Los autores del proyecto son los legisladores macristas, Roberto Quattromano, Daniel Del Sol y Cristina García De Aurteneche. Ellos destacan que la finalidad es "proteger a los ciudadanos y no tener que seguir lamentando accidentes o fatalidades por la presencia de alcohol en irresponsables al volante".