El presidente del Comité Regularizador de la AFA, Armando Pérez, aseguró que "están dadas las condiciones para que empiece el fútbol" el próximo fin de semana, en todas las categorías, pese a las quejas de los dirigentes del ascenso, que reclaman mayores ingresos para financiarse.
El dirigente de Belgrano de Córdoba consideró que la oposición para el inicio de la actividad "es más una cuestión política", debido a que algunos de sus pares "no quieren dejar trabajar" a la Comisión designada por la FIFA para normalizar la entidad de Viamonte 1366.

"Desde la AFA hemos hecho todo lo que está a mano para que los campeonatos comiencen, están dadas todas las condiciones. Si se insiste en complicar las cosas es por una cuestión política, hay otros intereses detrás", consideró en diálogo con TyC Sports.

Embed
Pérez confirmó que se llevará a cabo una reunión entre presidentes de clubes y Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) para evaluar el cuadro de situación, que podría derivar en una huelga generalizada como medida solidaria de los profesionales de Primera División con aquellos del ascenso que sufren deudas salariales.

"Creo que institucionalmente no podemos agregar más problemas con un paro. Los dirigentes deben hacerse cargo y empezar a trabajar por un fútbol mejor. Hoy estoy al frente de la AFA pero no puedo hacerme cargo de aquellas que administraron mal. Me parece que nos estamos excediendo",
consideró.

Dirigentes encolumnados en el movimiento Ascenso Unido están disconformes con el modelo de gestión del Comité Regularizador, que preside Armando Pérez, y exigen mayores ingresos para que sus clubes puedan sobrevivir, lo que se traduce en un aumento y redistribución del dinero pagado por la televisión.

El vicepresidente de Nueva Chicago, Daniel Ferreiro, representante de la Primera B Nacional en el extinto Comité Ejecutivo, aseguró que el fútbol de ascenso no va a comenzar hasta que no se resuelvan tres temas centrales: el económico, el pago de la seguridad y el transporte de los planteles.

"Son ellos los que tiene que buscar un principio de solución, no pedir plata. Acabamos de pedir cheques adelantados para conseguir un extra de 35 millones de pesos para el ascenso y no se ponen de acuerdo. Plata del Estado no va a haber más y si seguimos con esta desprolijidad, será difícil que alguien quiera invertir a futuro",
concluyó.