Piotr Malachowski cumplió hace pocos días su gran sueño. En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el atleta polaco alcanzó la medalla de plata en lanzamiento de disco, objetivo para el que trabajó duro y que tuvo su recompensa en la reciente cita ecuménica.
Sin embargo, este objetivo escondía también una historia conmovedora. Porque Malachowski decidió utilizar su medalla plateada para ayudar a un pequeño que sufre de cáncer ocular.

Es por esto que el lanzador polaco decidió, mediante su cuenta de Facebook, poner a subasta la presea, para recaudar fondos y ayudar en el tratamiento a Olek, que sufre de un cáncer maligno en uno de sus ojos llamado Retinoblastoma.

Según explica el propio atleta, en Polonia esta enfermedad no puede ser tratada y por eso Olek debe viajar a Nueva York para continuar con el costoso tratamiento.

Embed
"Ganar una medalla olímpica es un sueño para cualquier atleta. Hice todo lo posible para conseguir el oro, pero no lamentablemente no llegué. Ahora el destino me dio una oportunidad para aumentar el valor de mi Plata", escribió Malachowski en su post de Facebook, en el que anima a "todas las personas de buena voluntad" a sumarse a la causa.