Por más eufemismos que se intenten esbozar, cuesta esconder que el paso de la Selección argentina de fútbol por los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro fue un verdadero fracaso. Con todas la letras.
Consciente de esto, y con la responsabilidad extra de haber sido el portador de la cinta de capitán del conjunto que dirigió Julio Olarticoechea, Víctor Cuesta no tuvo problemas en admitir que, por momentos, "no parecíamos un equipo".

"Teníamos buen plantel, pero también tenés que laburarlo. En nombres propios había, pero por momentos no parecíamos un equipo. Atacábamos de una manera y estábamos partidos a la hora de defender",
admitió el defensor de Independiente en diálogo con el programa Arroban.

Embed
Además de esto, Cuesta se refirió también a la "mala fortuna" que tuvo el equipo. "Una vez que entrábamos a la cancha nos olvidábamos de todo lo que nos rodeaba. En los amistosos habíamos sacado resultados y rendimientos positivos. Tuvimos muchas situaciones y tuvimos mala fortuna, aunque no es excusa", concluyó.