El hombre no tenía el dinero para pagar la mercadería y le pidió a la comerciante que le fiara. Como la mujer se negó a entregarle la compra, el sujeto decidió volver al otro día con un arpón. Por milagro, nadie salió herido.
Una comerciante de Bahía Blanca vivió una mañana de terror en su verdulería cuando un hombre, a quien no quiso fiarle mercadería, llegó a su local armado con un arpón para atacar a la mujer. Por milagro, nadie salió herido y el agresor quedó detenido.

Liliana Allende, propietaria de la verdulería ubicada en la esquina de calles Chile y Montevideo, contó a La Brújula 24 el violento episodio que vivió el pasado lunes, cuando fue atacada por un sujeto que estaba visiblemente fuera de sus cabales.

Todo comenzó un día antes de la agresión, cuando el hombre –identificado como Miguel Ángel Nicochea- fue a comprar a la verdulería de la mujer. "Vino a comprar, pero como no le alcanzaba la plata quiso que le diéramos fiado. Le dijimos que no y se fue a las puteadas, muy enojado e insultándonos desde la esquina", recordó la comerciante.

Embed
Al ver la situación, los vecinos llamaron a la policía y dos efectivos se acercaron al lugar para calmar al enfurecido hombre que vive en situación de calle.

Sin embargo, nadie imaginó que lo peor llegaría al otro día, cuando el sujeto decidió regresar al local para atacar a la mujer. "Volvió con dos palos, uno con un fierro en una de las puntas y el otro con un gancho como de carnicero", contó la damnificada.

fiado arpon almacen
"Yo me paré adelante para que no lastimara ni a mi marido ni a mis hijos y el tipo me tiraba. Si no me corrían me podría haber pegado. Ahí volvieron a llamar al 911 y se lo llevaron", relató Allende, todavía sorprendida por la situación.

Y agregó: "Estaba borracho o drogado. Vive como si fuera un perro abajo de chapas y ni siquiera entre 5 policías lo podían agarrar".

fiado arpon almacen