Por primera vez en quince años de trabajo un comedor en Comodoro Rivadavia se encontró sin alimentos para ofrecer a las 120 personas que diariamente acuden. Gracias a un pedido que se viralizó en redes sociales y la respuesta de los comodorenses solidarios, se garantizó la comida de este martes y miércoles. Desde el municipio admitieron que hubo un problema con proveedores.
Los comedores volvieron a ser el centro de almuerzo y "copa de leche" de cientos de niños en los barrios carenciados de Comodoro Rivadavia. Este martes, el pedido desesperado de la administradora del comedor del San Martín activó la solidaridad de los vecinos de la ciudad chubutense y se pudo garantizar el plato de comida que por problemas administrativos hoy podía faltar.

"Hace quince años trabajamos en el barrio, a veces con más y a veces con menos chicos, hoy el número diario de niños, adolescentes y embarazadas que vienen a comer es de 120, por eso hicimos el pedido por redes sociales cuando hoy nos encontramos que no teníamos nada con que cocinar", relató la encargada del comedor Laura Chiguay en diálogo con diario El Patagónico.

Embed
El problema que impidió que los alimentos llegaran al comedor "fue administrativo", consecuencia del vínculo con proveedores, admitió el secretario de Desarrollo Humano Marcelo Rey. Por eso indicó que se destrabo rápidamente y se puso a disposición de los administradores del comedor el vale que le permite retirar los alimentos en las próximas horas.

Mientras esto se resuelve, la solidaridad de los vecinos de la ciudad hizo posible que hoy un centenar de niños y mujeres vuelva a tener un plato sobre la mesa. "Apenas pusimos eso en Facebook, llegaron cosas, la mayoría alimentos secos y hasta algunos pollos que vamos a cocinar mañana", dijo Chiguay.

Embed
El número de personas que asisten al comedor a medida que crece el costo de la canasta alimentaria se incrementa y eso hace que se disminuya la calidad de los alimentos que se preparan. La principal falta es de alimentos frescos – señaló la administradora – sobre todo las carnes, lácteos y verduras justamente todo aquello que le aporta más nutrientes a los pequeños en edad de crecimiento.

"Esperamos que esto no siga siendo así, cada semana tenemos que presentar una nota para un pedido que llega con demora dos semanas, para nosotros dejar a las personas sin almorzar pesa mucho, en quince años es la primera vez que nos pasa", lamentó.