Por tercera vez en dos semanas, el edificio sede del Poder Ejecutivo fue foco de una advertencia telefónica.

La Casa Rosada sufrió esta tarde una nueva amenaza de bomba y, por prevención, los integrantes de la Brigada Explosivos de la Policía Federal recorrían el edificio junto a los canes de esa división.

Por tercera vez en dos semanas, el edificio sede del Poder Ejecutivo fue foco de una advertencia telefónica. Como consecuencia de la amenaza, un grupo de efectivos de la Brigada Explosivos de la PFA inspeccionaba Balcarce 50 para descartar la presencia de un artefacto explosivo.

Embed

El pasado 12 de agosto la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, informó que se registró una amenaza telefónica contra la Rosada, en la que desconocidos advirtieron que pondrían una bomba si no se les entregaba un millón de dólares.


"Hubo una amenaza planteando que iban a poner una bomba en la Casa Rosada si no se pagaban un millón de dólares. Imagínense. Se tomaron los protocolos del caso y se va a investigar de dónde vino esa llamada", subrayó la funcionaria nacional.

Según detalló, el llamado fue realizado al 911 y tras el mismo se realizaron tareas a cargo de efectivos de las fuerzas de seguridad para registrar el perímetro.