La actualización a la versión Aniversario de Windows 10, lanzada a finales de julio, dejó fuera de funcionamiento a varias de las más populares webcams, según manifestaron usuarios del sistema operativo, mientras que Microsoft aseguró que trabaja en una solución para el problema.
La causa, según informó la cadena británica BBC, parece ser un cambio en la forma en la que Windows 10 maneja el video para que pueda ser usado por más de un programa a la vez.

El problema, que comenzó a ser reportado a comienzos de agosto, afecta tanto a webcams conectadas a través de cables USB o en red, e impide realizar transmisiones vía streaming o bien congela la imagen después de un rato.

Embed
"Estamos conscientes de una situación en la que el soporte de algunas aplicaciones que utilizan MJPG comprimido y secuencias H.264 para cámaras web, tienen algunas incompatibilidades con la actualización de Windows 10 Anniversary", informaron desde Microsoft ante una consulta de Télam.

"Actualmente vamos a liberar una solución que deberá hacerse pública en breve", agregaron, aunque no especificaron cuándo llegará ese parche.