Francia y Alemania quieren que la Comisión Europea legisle sobre las mensajerías online para que los operadores tengan las mismas obligaciones en todos los países y las autoridades puedan acceder a las comunicaciones entre terroristas, en particular ante el obstáculo de la codificación.
En una iniciativa común presentada en París, los ministros de Interior de Francia, Bernard Cazeneuve, y Alemania, Thomas de Maizière, subrayaron que "todos los operadores, sean proveedores de acceso a internet o de comunicaciones electrónicas, deben estar sujetos a las mismas obligaciones en la cooperación judicial".

Para eso, pidieron a la Comisión Europea que "estudie la posibilidad de un acto legislativo" que, en caso de materializarse permitiría imponer obligaciones a los operadores no cooperativos, para en particular "retirar contenidos ilícitos o descodificar mensajes, exclusivamente en el marco de investigaciones judiciales".

Embed
Cazeneuve puntualizó que no se trata de cuestionar la codificación de comunicaciones de aplicaciones como Telegram o Whatsapp, que permite garantizar la seguridad de su contenido, pero que en caso de que haya un procedimiento judicial deben poder "ser identificadas y utilizadas como elementos de prueba" por los policías y magistrados.

A ese mismo respecto, su intención es "armonizar las prácticas de los diferentes Estados miembros" sobre las demandas a los operadores para retirar contenidos de propaganda terrorista.

Francia y Alemania quieren que se refuerce la Unidad Referente de Internet que desde hace un año está operativa en el seno de Europol, dirigida por un policía francés, y que ha permitido la supresión de 10.000 contenidos que incitaban al terrorismo o al odio.