Susana Maidana
Susana Maidana
A casi 10 años del accidente que causó la muerte de nueve estudiantes y una docente, la Justicia santafesina rechazó el pedido de los familiares de las víctimas para frenar la prescripción. "Este es el peor final", aseguró a minutouno.com Sergio Levin, papá de uno de los chicos fallecidos.
"Para la Justicia acá no pasó nada", dice con bronca e indignación Sergio Levin, padre de Lucas, uno de los estudiantes que murió en la tragedia de Ecos ocurrida el 8 de octubre de 2006 en la Ruta Nacional 11.

A casi 10 años del accidente en el que murieron nueve alumnos y una docente del colegio Ecos de Capital Federal, la Corte Suprema de Santa Fe falló en contra de pedido de reapertura de la causa –que prescribió en mayo de 2015- y los familiares de las víctimas se quedaron con el sabor amargo de no haber conseguido justicia.

Embed
"La prescripción deja un sabor como que acá no pasó nada. Nadie choco, nadie tomó alcohol, nadie condujo mal pero murieron nueve chicos y una docente", se lamentó el papá de Lucas en declaraciones a minutouno.com.

La apelación de los familiares era el último recurso que quedaba para continuar con el proceso, luego de que en mayo de 2015 la Cámara Penal de Rafaela resolviera la prescripción de la causa.

Embed
"Sabíamos que esto iba a pasar, aunque teníamos una luz de esperanza. Cuando vimos que la causa se metía en la Corte Suprema, imaginamos que se iba a ir diluyendo", reconoció Levin.

Al conocer el final de la causa, Levin expresó su bronca a través de su cuenta en Twitter: "Luego de diez años, nadie chocó, nadie tomó alcohol, nadie condujo mal pero murieron nueve chicos y una docente".

Embed

Oscar Atamañuk, chofer que conducía el micro que trasladaba a los estudiantes desde Chaco a Buenos Aires, fue sobreseído en diciembre de 2014 por la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Rafaela, Santa Fe.

En ese momento, los camaristas resolvieron que la causa penal "prescribió por el paso del tiempo" y, en consecuencia, el conductor fue liberado pese a que fue condenado a dos años y medio de prisión en suspenso por los delitos de "homicidio culposo" y "lesiones culposas".

En la misma sintonía, se expresó Sergio Kohen, padre de Nicolás, en diálogo con este medio: "Es una verguenza la irresponsabilidad de los jueces y los ministros de la Corte Suprema". "Siento una dezasón enorme, es la misma historia de siempre", agregó.

"La prescripción era esperable, pero nos golpeó la noticia. Esperamos que la Corte nacional, ahora que tiene un aire de renovación, haga justicia, porque si no se van a seguir repitiendo este tipo de caso", expresó.

En la tragedia vial fallecieron nueve estudiantes y una docente al chocar un micro y un camión cerca de Margarita. Los alumnos regresaban a la escuela Ecos desde el Chaco luego de una actividad solidaria. El camionero, una de las víctimas fatales, estaba borracho.