El juez indicó que tomando en cuenta los últimos informes médicos, el imputado ingiere alimentos espontáneamente, se encuentra sin signos actuales de deshidratación y en condiciones de ser trasladado.

Así lo resolvió el juez Ernesto Kreplak, titular del Juzgado Federal N° 3 de La Plata, de conformidad a un pedido de la defensa del acusado.

Según el fallo, el 20 de agosto a las 20 horas, el imputado levantó voluntariamente la huelga de hambre que había comenzado el 26 de julio y comenzó a ingerir alimentación de modo espontáneo.

"Esta circunstancia adquiere especial relevancia, considerando que tal fue la razón señalada por los peritos del Cuerpo Médico Forense y la Procuración General de la Nación como causa del deterioro físico de Etchecolatz, en virtud del cual aconsejaran su internación en un hospital extramuros "... para su mejor control clínico y de laboratorio", el 11 de agosto último", recordó el juez.

Embed

El juez indicó que tomando en cuenta los últimos informes médicos elaborados por los profesionales de la clínica privada "2 de Abril" de los que se desprende que el imputado ingiere alimentos espontáneamente, se encuentra sin signos actuales de deshidratación y en condiciones de ser trasladado, "corresponde disponer su reincorporación a la unidad carcelaria donde se encontraba detenido previamente a su traslado a ese nosocomio, disponiéndose su alojamiento en el Hospital Penitenciario N° I de Ezeiza".

En la resolución, el juez libro oficio al Servicio Penitenciario Federal, a efectos de requerir que "disponga lo necesario para efectivizar el traslado del condenado al Hospital Penitenciario Central N° I de Ezeiza, adoptando los recaudos médicos y de seguridad correspondientes".