Siete de cada diez adolescentes argentinos están "todo el día" conectados a Internet, mientras que hace diez años solo lo hacían por treinta minutos, y más del 90% navega a través del celular para interactuar en redes sociales como actividad principal, según la Encuesta Nacional 2016 de "Consumos y Prácticas Culturales de Adolescentes" presentada en la Ciudad de Buenos Aires.
De ese 70% conectado todo el día, el 40% navega hasta irse a dormir, y el resto afirma mantenerse conectado "las 24 horas", según los resultados de la encuesta encargada por la Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (Adira), con el apoyo de Sancor Seguros.

El estudio, que incluyó preguntas de selección múltiple a 1.800 adolescentes de 14 a 18 años de todo el país entre abril y junio, arrojó que el 60% de los jóvenes tiene en su habitación entre tres a cinco pantallas: celular, televisión, netbook de la escuela, computadora de escritorio, reproductores de música -MP3, MP4, iPod- o consolas de videojuego.

Si bien las redes sociales son la principal actividad (90%) de los adolescente en Internet -entre las cuales Snapchat es la que más está creciendo-, el 75% también sostuvo que escucha y baja música, y el 30% que ve series.

El teléfono celular es el elegido por el 95% de los encuestados como el dispositivo favorito para acceder a la web, aunque el 75% afirmó que también lo hace desde la computadora de su casa, el 20% con la netbook que les dieron en la escuela (Conectar Igualdad), y el 15% con una tablet.

Embed
Si bien la tecnología y los dispositivos tienen un gran protagonismo en la vida de los jóvenes, ante la pregunta de "qué es un día divertido" para ellos, el 85% respondió "salir con amigos". Luego, un 45% contestó hacer deportes, un 40% escuchar música, y un 30% pasar el día en familia. Es decir que la sociabilidad cara a cara es lo más valorado, mientras que las pantallas son la opción si los chicos están en casa, remarcó el estudio.

En relación con un "día aburrido", un 65% consideró que esa actividad pasa por mirar la televisión. No obstante, los consumos culturales de los jóvenes a través de la televisión son muy distintos a los que eran diez años atrás.

"El menú rígido de la televisión no es compatible con la cultura juvenil de hoy", señaló Roxana Morduchowicz, la especialista que estuvo a cargo del estudio, y agregó que "el consumo de la televisión bajó porque la forma de consumo de los jóvenes hoy es dónde, cuándo, cómo y con quién quiero". Es así que los adolescentes ven televisión pero cuando quieren, y seis de cada diez lo hacen a través de computadoras, tablets y celulares.

Lo digital también pasa por las lecturas, ya que el 70% de los adolescentes lee contenidos en redes sociales, mientras que el 60% lee páginas y sitios web. En este aspecto, un 75% lee desde el celular, un 60% en la computadora, y solo el 2% lo hace en papel.