La Internet de las cosas, que ya cuenta con un millón de conexiones, crecerá en Argentina en lo que queda del año un 50%, según señalaron analistas.

"En el país hay actualmente un millón de conexiones en este segmento del mercado, donde se proyecta un crecimiento del 50% para fines de este año, donde los sectores más activos estarán entre la industria y el logístico", afirmó Enrique Carrier, de la consultora Carrier Asociados, citado por la agencia Ninch.

En tanto, la cantidad de objetos conectados a Internet continuará creciendo hacia el fin de la década la empresa de telefonía Claro. Asimismo, la compañía mexicana indicó que a finales de 2017 Latinoamérica tendrá unas 33 millones de conexiones entre dispositivos y máquinas.

Internet de las cosas es un término que se utiliza para designar a los aparatos que se conectan a la red, como termostatos, heladeras, relojes y televisores, entre otros.

En el plano residencial, el control del consumo eléctrico es uno de los motivadores para la expansión de las conexiones máquina a máquina, además de las aplicaciones vinculadas a la seguridad (como los rastreadores de coches o las alarmas residenciales).

Embed

"Junto al funcionamiento de una gran diversidad de pequeñas aplicaciones de las nuevas tecnologías en el hogar, también se suman dispositivos con múltiples sensores para medir desde el CO2 hasta el consumo eléctrico, lo que colaborará en la gestión eficaz de la economía doméstica", explicó Marcela Carbajo, CEO de MovilGate.

En tanto, a nivel empresarial, el 15% de las compañía argentinas ya implementa este tipo de tecnología, según MovilGate, que estima que este número se duplicará en lo que queda de 2016.

"La aplicación de este tipo de tecnología es muy importante dentro de la estrategia corporativa, debido a las ventajas que ofrece tanto en la reducción de los costos operativos, la automatización de procesos y el ahorro de tiempo", indicó Carbajo.

Según el último Reporte de Movilidad de la empresa sueca Ericsson, hacia fin de 2021 los objetos conectados a Internet a nivel global pasarán de los 16.000 millones actuales a 28.000 millones, mientras que la estadounidense Cisco estimó que ese número llegará a 50.000 millones de objetos.