El ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército durante la dictadura fue condenado con 89 años a prisión perpetua por 282 desapariciones de personas perpetrados en el campo de concentración "La Perla-La Ribera".
El Tribunal Oral Federal de Córdoba lo encontró culpable, además, de 52 homicidios, 260 secuestros, y 656 casos de torturas.

Se trata de la megacausa "La Perla", que investiga los delitos de lesa humanidad perpetrados en cuatro centros clandestinos de detención de Córdoba durante la última dictadura.

La investigación comenzó en diciembre de 2012 con más de 40 imputados y, cuatro años después, por acumulación de causas, llegó a sumar 52, la mayor cantidad en un juicio de estas características, en el que cerca de 600 personas han dado su testimonio en más de mil horas de audiencias.

Embed
La causa está integrada por 22 expedientes por delitos de lesa humanidad cometidos entre marzo de 1975 y 1979 en los centros clandestinos de detención, tortura y exterminio de Córdoba conocidos como "La Perla" (el mayor del interior de la Argentina durante la última dictadura), "Malagueño o Perla chica", "Campo La Ribera" y "D2".

Además de los secuestros, torturas y asesinatos contra más de 700 víctimas, 311 de ellas aún desaparecidas, se destaca el hecho de que por primera vez se juzga en Córdoba la apropiación de bebés: se trata del secuestro y posterior desaparición de Silvina Mónica Parodi de Orozco, embarazada de seis meses y medio, y su marido, Daniel Francisco Orozco, así como la sustracción del bebé de Silvina nacido en cautiverio.

El niño aún es buscado por su abuela, la presidenta de la filial cordobesa de Abuelas de Plaza de Mayo, Sonia Torres, la madre de Silvina Parodi.